Documento: Informe sobre Guerra Química y Biológica.

Hoy día la guerra química y biológica podría estar en su versión 3.0, ya no hay vuelos razantes de B-52 fumigando con  “agente naranja” todo un pueblo. Ahora particulares y gobiernos subsidian y fomentan está guerra de ocupación. Por ejemplo en Tabasco la invasión en los 7o y 80’s llegó con herbicidas y vacas como estrategia para derrotar la producción de alimento local. Producción de alimento estorbosa a la explotación petrolera.

Se cuenta que durante los tiempos del fin de la guerra de Vietnam, en Tabasco comenzaron a llegar ‘ingleses’ o ‘alemanes’ que exploraban ríos y pantanos esparciendo polvos a su paso. Hoy ya no es así, los gobiernos compran y reparten toneladas de 2,4 D como ‘apoyo al campo’. Campo que no produce alimentos pues la acumulación de veneno ha arrasado con su microbiologia.

“Se define como guerra biológica el uso intencional de organismos vivos o sus productos tóxicos para causar muerte, invalidez o lesiones en el hombre, animales o plantas. Su objetivo es el hombre, ya sea causando su muerte o enfermedad o a través de la limitación de sus fuentes de alimentación u otros recursos agrícolas. El hombre debe sostener una continua batalla para mantenerse y defenderse a sí mismo, a sus animales y a sus plantas, en competición con insectos y microbios. El objeto de la guerra biológica es malograr estos esfuerzos mediante la distribución deliberada de gran número de organismos de origen local o foráneo, o sus productos tóxicos, haciendo uso para ello de los medios más efectivos de diseminación y utilizando puertas de entrada inusuales. La guerra biológica ha sido adecuadamente descrita como salud pública al revés”.

Documento para descarga: Guerra Química y Biológica de Joel Jardim. Este informe fue publicado en los años 70 por la Revista “Transformaciones”, en Buenos Aires, Argentina.

Download (PDF, 819KB)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *