Tabasco entre el agua y la mierda.

La economía mundial es la más eficiente expresión del crimen organizado.

E. Galeano.

La crisis tecnológica basada el uso desmedido de energía fósil cada día es más visible, las actividades productivas como la agricultura y ganadería que deberían asegurar la disponibilidad de alimentos, están sumergidas en una crisis que tiene su origen en el paradigma tecnológico-industrial donde la energía empleada para su desarrollo se basa en energía y tecnología altamente dependiente del petroleo. En esta crisis, la cual no es de los sistemas de producción, el problema esta en el paquete tecnológico necesario para hacer rentable la cadena de producción. La agricultura y ganadería, antes de ser rentables tendrían que cubrir las necesidades de alimentos de los hombres y mujeres que trabajan y viven de ella.

DSC_0492

El escenario planteado por un paquete tecnológico que todo lo resuelve con administración y control, fertilizantes industriales, pesticidas y agrotóxicos ya no es accesible para las personas que durante muchos años lo han utilizado. El uso de estas formas de producción promovidas desde la universidades, centros de investigación agropecuaria y malos gobiernos, ha erosionado los conocimientos locales que son indispensables para desarrollar una agricultura que asegure alimentos antes que dinero. Las mujeres y hombres, campesinas y campesinos productores de alimentos víctimas de los promotores de una agricultura industrial, cada día enfrentan más problemas para asegurar la producción de alimentos.

Vivimos en una sociedad que desde hace décadas inicio su carrera en contra de la naturaleza, fascinada por un futuro tecnológico donde se acortaron distancias, se ganó tiempo conectado todo, haciendo más cómodo y moderno nuestro entorno, inocuo, desodorizado y perfumado. Con tal “desarrollo” perdimos la capacidad de darnos cuenta que dependemos de la naturaleza y no de la tecnología.

Ante este panorama surgen maneras y formas de plantear procesos de producción de alimentos que son posibles de desarrollarse ante la crisis de la agricultura industrial. Es ahí donde el paradigma que se mantuvo vigente durante muchas generaciones, aquel paradigma de la sociedad colectiva, donde es posible vivir en sincronización con los ciclos de la naturaleza y sus catástrofes. Ahí donde la misma naturaleza marcaba los tiempos de siembra y cosecha, el que los hombres y mujeres conocían y aplicaba, donde están marcados los ciclos de producción locales que permiten usar eficientemente los recursos naturales.

reforestacion

En Tabasco, al sureste de la nación Mexicana, el edén, donde gran parte del territorio es agua y llueve en todos los meses del año, casualmente esta lleno de mierda, ya que la actividad ganadera es preponderante en casi todas las regiones altas del estado y de su vecino, el estado de Chiapas. Si a esta actividad le sumamos que las grandes cuencas de los ríos Grijalva y Usumacinta arrastran los desechos orgánicos de la mayor parte de los centros de la población y los trasladan a la gran planicie tabasqueña. Entonces, entendemos a que se debe la fertilidad de esta planicie donde la vegetación exuberante nos indica el gran potencial de la región para la agricultura y ganadería.

La agricultura y la ganadería se encuentran desvinculadas, la ganadería por su lado y la agricultura por el suyo; no alimentan, generan valor monetario y se supone que se modernizaron para contrarrestar la necesidad de alimentos que requiere una población en constante expansión, ambas con su paquete tecnológico basado en insumos específicos (agrotóxicos, medicamentos, fertilizantes y demás venenos agropecuarios), cuando estas actividades deberían estar estrechamente vinculadas, ya que una necesita de la otra y viceversa.

Biomasa creciendo y materia orgánica fluyendo por todas partes, arrastrado por el agua y ayudado por los cambios drásticos en el paisaje. Anualmente son arrastrados hacia el mar toneladas de suelos fértiles de las montañas porque han perdido su capacidad de regulación, su cobertura vegetal ha sido cambiada por pastura poco convenientes para la alimentación animal. Con el arrastre de suelos se van toneladas de minerales que la las condiciones ambientales y los microbios han arrancado a la roca madre, y “ahí van los mejores suelos de Chiapas a parar a Tabasco”, dice el dicho popular. Entonces comienza el problema, los ríos se azolvan, aumentan la velocidad de los causes debido al manejo hidrológico de los cuerpos de agua que regulaban el flujo y que ahora son centros comerciales, fraccionamiento, parques industriales o simplemente alguna obra resultado de la aberración de alguna decisión económica.

Entonces viene la solución propuesta por muchos y validada por tantos mas. Reforestaciones masivas acompañadas de paquetes tecnológicos absurdos, mas herbicidas, limpias y trazos absurdos que obstruyen la vegetación natural y la sucesión natural.

11050740_10152574126552522_6468692594731207622_n

En entonces cuando se hace necesario el uso tecnologías accesibles para fomentar la producción y lograr que el campesino, pequeño productos o ganadero vuelva nuevamente a mirar al interior, al interior personal y claro, al de su finca, parcela o propiedad. En estos principios se justifica el uso de los Abonos Organicos, los Biofertilizantes a base de mierda de vaca y los caldos minerales para su uso en agricultura y ganadería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *